Hoy en día las enfermedades de transmisión sexual son muy comunes debido a la falta de información. A pesar de que estamos en el siglo XXI, aún no se difunde de manera óptima las causas y sobre todo los riesgos de contraer alguna enfermedad de este tipo.

Las enfermedades de transmisión sexual son infecciones que se pueden contraer de persona a persona sin importar la orientación sexual mediante la práctica de sexo vaginal, anal u oral. En algunas ocasiones las personas que son portadoras no presentan síntomas, esto provoca que la enfermedad vaya desarrollándose con el paso del tiempo, la mayoría de estas enfermedades pueden ser prevenidas con el uso de preservativo.

Existen muchas enfermedades de transmisión sexual, algunas son más peligrosas que otras, por eso es muy importante que conozcas cuales son y las formas para evitar contraer alguna infección.
Las enfermedades más comunes son:

> Clamidia
: es una infección bacteriana fácil de tratar una vez diagnosticada.

> Sífilis:
es una infección bacteriana, riesgosa si no se trata a tiempo.

> Gonorrea
: es una infección bacteriana que puede ser tratada.

> Herpes:
no existe cura, pero se pueden tratar los síntomas, causa llagas y ampollas.

> VIH / SIDA:
infección que destruye el sistema inmunológico, no existe cura.  

> Virus de Papiloma Humano (VPH):
inofensiva y desaparece espontáneamente. En algunos casos puede provocar cáncer.  

> Hepatitis B:
virus que causa una enfermedad hepática.  

> Tricomoniasis:
la principal causante de la vaginitis es inofensiva y se trata fácilmente.    

Es muy importante que desde que comienzas tu vida sexual activa te protejas de contraer alguna de estas enfermedades, ya que si no son detectadas a tiempo pueden causar muchos riesgos, en algunos casos son menores, pero mientras más avanza el tiempo estos pueden aumentar y traer consecuencias irreversibles, por ejemplo:

> Infertilidad en hombres y mujeres
> Dolor crónico en la pelvis
> Mayor riesgo de contraer VIH
> El VPH no tratado a tiempo puede relacionarse con algún tipo de cáncer

En algunos casos los síntomas que se presentan pueden llegar a ser casi imperceptibles o se pueden llegar a confundir con alguna otra enfermedad. Debes tener en cuenta que no en todas las personas se presentan síntomas iguales, pero puedes reconocer los más comunes, algunos de ellos son los siguientes:

Protuberancias o llagas en los genitales

Ardor al orinar o la necesidad de orinar constantemente

Secreciones en pene o vagina

Dolor, ardor e inflamación en vagina, pene, vulva o ano.

Síntomas similares a los de gripe, estos pueden ser fiebre, dolor muscular, glándulas inflamadas y cansancio.

Ten en cuenta que siempre puedes tomar medidas preventivas para tener una vida sexual sana, infórmate y conoce cuales son los síntomas que puedes presentar en caso de haber contraído una ETS. Es muy común que algunas personas sientan vergüenza al darse cuenta de que tienen alguna infección, sin embargo, depende de ti cuidarte. Actualmente existen pruebas para detectar a tiempo alguna enfermedad de transmisión sexual, estas pruebas son muy sencillas y las pueden realizar todas las personas que hayan tenido contacto sexual y tengan duda si contrajeron alguna infección.


Protégete y detecta a tiempo las enfermedades de transmisión sexual. Es muy difícil que exista una prueba para cada enfermedad, pero puedes cuidarte utilizando medidas preventivas. Una de las mejores formas para cuidarte es utilizar algún método de barrera como lo son el condón, tanto femenino como masculino, este tipo de método evita que los líquidos corporales entren en contacto con la piel de tu pareja y de esta forma contraer alguna infección. También es muy importante que te revises constantemente, tanto hombres como mujeres deben realizarse pruebas para descartar cualquier enfermedad.

Tu salud es muy importante


Acércate al consultorio de la Dra. Alma Minerva Pérez Ríos, en donde se ofrece atención integral a pacientes que han sido diagnosticados con Hepatitis tipo C y VIH o cualquier enfermedad infecciosa. 
Solicita una cita aquí.