Las enfermedades causadas por virus o infecciones virales, pueden generar una amplia gama de patologías que van desde malestares fáciles de tratar hasta complicaciones que pueden ser fatales.


Aunque los síntomas de una infección viral variarán en función del virus y la parte del cuerpo afectada, se pueden distinguir algunos que pueden alertar de su presencia, ayudándo a identificar los síntomas de una infección por virus:


Temperatura corporal


La fiebre es uno de los primeros signos de una infección viral, ya que es resultado del sistema de defensa de nuestro organismo, que eleva su temperatura en un intento de librar al cuerpo de la infección. La fiebre por sí sola no puede ser usada para identificar una infección viral, ya que una fiebre también puede ocurrir con una infección bacteriana.


Presencia de diarrea y/o vómitos


Estos son síntomas típicos de una infección viral en el tracto gastrointestinal, por lo que es prioritario reponer los líquidos perdidos para evitar la deshidratación.


Goteo nasal o dolor e irritación de garganta


Las infecciones virales en vías respiratorias generalmente provocan una secreción espesa nasal e inflamación de las glándulas en el cuello, por lo que generan tos y dolor de garganta.


Dolores de cabeza y/o el malestar corporal


El sentirnos con cuerpo cortado y dolor de cabeza también delata la presencia de un virus en el organismo.


Debes tener en cuenta que la mayoría de los síntomas descritos anteriormente también pueden ocurrir con otras condiciones que afectan nuestra salud, como las infecciones por bacterias, pero su combinación y/o persistencia no deben ser tomados a la ligera, por lo que es importante que acudas con el especialista quien definirá las pruebas de laboratorio que pueden ser necesarias para confirmar cuál es la causa exacta de tu malestar y brindar un tratamiento adecuado.